Introduce aquí el subtítular

RETRATO

Cada persona es única, y eso hace que cada sesión fotográfica sea diferente. El retrato es para mí una modalidad muy adictiva, en la que trato de mostrar lo que la persona refleja a través de su mirada, siempre es necesario contar la complicidad y la confianza que me ayudará a sacar lo mejor de tí. Recuerda esto siempre, nunca pienses que en las fotos sales mal, tal vez no te hayan retratado bien. Aquí os muestro algunos ejemplos de mi trabajo.

Un retrato (del latín retractus) es una pintura o efigie principalmente de una persona. También se entiende por retrato la descripción de la figura o carácter, o sea, de las cualidades físicas o morales de una persona.

Por lo tanto, la primera definición de retrato es aquella que se refiere a la expresión plástica de una persona a imitación de la misma, lo que ocurre en la pintura, la escultura y la fotografía. En un retrato predomina la cara y su expresión. Se pretende mostrar la semejanza, personalidad e incluso el estado de ánimo de la persona. Por esta razón, en fotografía un retrato no es generalmente una simple foto, sino una imagen compuesta de la persona en una posición quieta.